miércoles, 30 de noviembre de 2011

“Nadie es culpable de nacer en la época en que nace”





La filósofa y antropóloga Josefina Dartiguelongue llegó a La Rioja para disertar sobre “Cambios sociales, relaciones intergeneracionales y la búsqueda de la felicidad posible”. En diálogo con DataRioja señaló que estamos transitando un mundo fascinante, y que en lugar de competencias y temores, hay que enfocarse en la gran maravilla de la complementación.
En un mundo donde pareciera que tenemos todo para ser felices y donde el sistema de consumo se ofrece preparado para satisfacer continuamente, la infelicidad es una constante de esta época que genera depresión, tristeza e insatisfacción que suele atenderse con hiper actividad, fármacos u obsesiones diversas. De todo esto y mucho más se ocupa de estudiar la filósofa y antropóloga Josefina Semillán Dartiguelongue que esuvo en La Rioja el jueves pasado invitada por la fundación Osde.

DR: ¿Cómo surge esta motivación de analizar el estado actual y existencial de los seres humanos?
-Josefina Semillán Dartiguelongue (JSD): Primero porque es una cuestión filosófica de toda la vida. La filosofía bajo distintas formas culturales ha intentado buscar el sentido de lo que acontece, tanto en el nivel general, mundial, local como al interior de las personas. Si no hay un sujeto filosofante no hay filosofía posible y si no hay algo sobre lo que filosofar no es posible una reflexión que haga cambiar al sujeto,. O sea que son dos momentos de una misma realidad y hoy en la aldea global nada se puede explicar sin tener una mirada estructural a todo lo que existe. Es decir que hoy no se entiende La Rioja sino se entiende qué pasa en el mundo, y entender qué pasa en el mundo incluye entender qué pasa en La Rioja.

Además en esta época está sumamente exacerbada la preocupación por el yo, el individuo, el sujeto, el cuerpo. Por un lado exacerbada para conocerlo para cultivarlo hasta el delirio y la obsesión. Obviamente que yo soy proclive al cuidado y al trabajo del cuerpo pero ponemos como límite la obsesión. Una cosa es ser sano y saludable y otra cosa es ser obseso de las medidas, formas y tamaños porque eso quita felicidad. En el fondo la filosofía ayuda a vivir mejor y a vivir con sentido. Y si nos afligen estos temas y nos hemos dedicados a ellos es porque estos temas no son solamente enfermedades característicos de la época sino que reflejan los vacíos de la época y esos vacíos se reflejan en modos de expresar el cuerpo sus dolores, angustias, sus pulsiones.

En realidad ya desde Platón habla del soma que en griego es cuerpo. Cuando los médicos hablan de enfermedades psicosomáticas quiere decir que el cuerpo está diciendo lo que en realidad el espíritu no dice, no elabora o no puede realizar confortablemente. Y el espacio y el tiempo son dos variables, dos paradigmas que han cambiado absolutamente y no tenemos en el correr de la vida cotidiana conciencia de ello.

El espacio hoy sobre todo para los más jóvenes es un espacio virtual, el espacio real para nuestras generaciones para ellos ha dejado de tener importancia y lo que importa es el ciber espacio, la cibercomunicación, el ciber café y su computadora por la cual alguien navega por todo el mundo. Y esto de navegar es un término bien interesante porque navegar es mantenerse a flote. Y esta característica de avanzar en cantidad y quizá no tanto en calidad es típica de la navegación. Uno va ampliando ámbitos, se informa, más datos, más datos y quizá ninguna pregunta esencial, y quizás no se ancla, no se para, no fondea en algo que le modifica la vida. Por eso se dice -no en todo el mundo, las generalizaciones son injustas- la cantidad ha sustituido la calidad, es más importante abarcar que ahondar. Cuando nosotros estábamos estudiando cualquier profesor de buena estirpe decía: pare, ahonde, profundice, busque los fundamentos, logre precisar la cuestión, se tratara de lo que se tratara. Esto no es una descripción de cuestiones evaluativas. Nadie es culpable de nacer en la época en que nace.

En la conferencia planteo también los grande cambios de paradigmas, sobre todo que el espacio real hoy es un espacio virtual, no este espacio geográfico. Además los jóvenes y también muchos adultos estamos hoy más en situación de pantalla que en otra situación. O la mayoría de las situaciones incluyen situación de pantalla. Desde un telefonito, la televisión, ipod, ipad, lo que fuera.

DR: ¿Cómo lograr mejorar y fortalecer la relación entre los adultos y los jóvenes con estas grietas que genera la tecnología?
-JSD: Tratar de complementar estas dos experiencias. Para nosotros el espacio real era el espacio objetivo, geográfico y el tiempo sucesorio. Los sucesos se iban analizando uno después de otro. Nosotros fuimos alfabetizados construyendo el todo con sentido uniendo partes simples. La letra con la sílaba, la sílaba con la palabra, la palabra con la oración, la sintaxis, deducción, la inducción, etc. Nuestra modo de raciocinar se desplazó en un espacio que iba de izquierda a derecha y en un tiempo que iba de atrás hacia delante. Y los jóvenes hoy tienen tiempos simultáneos, por eso pueden chatear, enviar mensajes de texto, escuchar música, realizar multitareas y las hacen bien. A pesar de muchos adultos que están deseando que se equivoquen más.

Cuando nosotros hacemos los análisis de proporción de error, no es mayor, es de distinto tipo. Como están acostumbrados a funcionar simultáneamente a múltiple banda, uno en una clase los quiere pescar distraídos y les dice a ver qué estoy diciendo, y te lo dicen bien. Porque una parte de su cerebro que siguen lo auditivo, que siguen lo que está diciendo el docente.

DR: En La Rioja un chico de 17 años murió a golpes propinados por otros jóvenes en la plaza principal. Distintos adultos y comunicadores se expresaron preocupados por las redes sociales como las culpables de la exacerbación de la violencia entre los jóvenes, ya que por medio de facebook se habrían amenazado.
-JSD: No creo que haya que atacar el soporte, en este caso facebook. Se podrían haber hablado por teléfono o juntarse todos en una esquina como cualquier patota clásica lo hizo desde la eternidad. Creo que es desubicado atacar el soporte, la tecnología digital, virtual. El mismo escándalo surgió cuando Gutenberg generó la imprenta. Si uno lee los registros y racontos de la época son divertidísimos y muy parecidos. Bueno qué horror, que escándalo, además, una cuestión de poder, cualquier pobre iba a poder leer. Salía el privilegio de los claustros, monasterios, los príncipes, de aquellos que tenían acceso a la escasísima escritura. El soporte no es el problema, es qué hacemos con el soporte. Podemos decir que las redes sociales encarnizan el centro de la energía contra alguien en algunos casos, como el caso de Mubarak en Egipto , mucho tuvieron que ver que se combinaron para ir la plaza y cayó un gobierno.

Hoy las redes sociales tienen esta ventaja enorme de abarcar en cantidad y convocar en simultaneidad. Eso da una eficacia a los encuentros y a la toma de decisiones enorme. Pero no son culpables de algo. Cuando apareció la imprenta también se tenía terror a lo que se publicaría. Y es cierto que empezaron a circular mucho más rápido los textos pornográficos que los protocolos científicos. Esto es de la historia de la humanidad, esto es de la naturaleza humana, y hay que tomar distancia. Y si creo que esto debe ser motivo de la docencia y del trabajo de los padres, cuidar de los peligros, la pedofilia, la trata de personas, que claro que se rapidizan y agilizan por las características del medio.

DR: Qué le parece esta política nacional y de algunas provincias de que las laptops lleguen a todos los alumnos del sistema electoral, prácticamente desde el jardín de infantes.
-JSD: A mi me parece interesante y lo apoyo si no se trata solamente de la entrega de una máquina. Si eso va de acuerdo con una currícula escolar adaptada, preparada para los deberes, la corrección y la estimulación de la misma familia que no quede totalmente marginada. Hay una experiencia muy cerca nuestro, la Ceibal de los uruguayos se han anticipado (desde el 2006), y con toda humildad lo han hecho. Hicieron una capacitación de los profesores anticipada y profundamente. Y una conexión muy amplia. Descubrieron muchas interferencias en lugares pobres por hilos de agua y distintas cuestiones. Si uno va a pueblitos recónditos en Uruguay es emocionante ver como todas las plazas tienen Wifi. Y entonces uno ve al chico, al abuelo y al tío con la computadora y el mate uruguayo.

Un resultado colateral es que se ven muchos microemprendimentos familiares. Yo pude ver una experiencia de una familia y el chico cae con la laptop y empieza a curiosear y a interesar a la familia. Criaban hongos y los vendían sobre la ruta, en condiciones paupérrimas, nunca salieron ni crecieron. Este chico se le ocurre poner “hongos” en Google, y empieza a ver todos los que buscaban hongos para vender a mayor escala y demás. Hay zonas que han crecido organizadas por un chiquito que le se ocurre a buscar. Esta idea del buscador que es poner una palabra y llegar a nuevos mundos.

DR: Otro tema que surge aquí es el estado de incertidumbre e inseguridad de muchos docentes ante las nuevas tecnologías.
-JSD: Creo que si se manejara bien hasta casi tiene sus ventajas. Hoy ha cambiado mucho el paradigma de autoridad. Un docente no pierde autoridad si es enseñado por un niño en algún aspecto tecnológico en el que él está mucho más desvalido. Si no está en el lugar de la humillación sino de la pregunta, nadie tiene la culpa de la época en que nació. El chiquito no tiene mérito de haber nacido cibernético desde el comienzo. Hay una habilidad digital de los chicos que nacen en la época y ven pantallas por todos lados.

Un chico joven que enseña a un adulto computación, no explica, cliquea, y el adulto le dice: esperá que anoto. Nosotros necesitamos el tiempo para anotar el proceso lógico, el otro tiene intuición táctil. Es un mundo fascinante, en lugar de competencias y temores, la gran maravilla es la complementación, que ese análisis crítico, que ese modo de procedimiento de raciocinar por pasos y demás, completado con la velocidad, la capacidad para procesar, recabar datos, porque podes recabar datos pero la sabiduría es qué haces con esos datos.

DR: Se cree y se afirma continuamente que en la era cibernética los chicos leen menos. ¿Es así?
-JSD: Creo que leen otras cosas y desde otra situación. Con las tabletas, por ejemplo, es muy interesante porque que se puede bajar cualquier libro de la historia universal. Y en tabletas leen y leen mucho, pasa que no tienen la lectura literaria tomada como me pongo a leer. En realidad se ponen a navegar y en ocasión de navegar leen. Si hay una buena relación entre padre-hijo, docente-alumno se puede recomendar una lectura, como antes se recomendaba un libro. El tema es la crítica, cuando un adulto se pone en un lugar obcecado, que van a ser todos brutos, livianos, superficiales, no comprometidos, ese lugar ya rechaza el vínculo. Y si hay rechazo te lo confirman, va a ser volátil, liviano y no comprometido. Pero cuando toman un punto que les interesa, te aseguro que reposan, se quedan y buscan.

Texto: Paulina Carreño

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio