sábado, 19 de noviembre de 2011

Hace más de un año los dejaron sin agua potable




Pobladores de La Calera y de San Nicolas La Batea hace más de un año que dejaron de recibir el servicio de agua potable. El debate surgió en la sesión del jueves del Concejo Deliberante de Chepes. Los vecinos aseguran que toman agua contaminada del río y reclaman por gastos de obras que no funcionan.

El jueves, la concejal Shirley Pesce presentó durante la sesión del Concejo Deliberante una minuta de comunicación por la situación de vecinos de La Calera y de San Nicolás La Batea.

Quienes aseguran que están tomando agua altamente contaminada del río, porque se les interrumpió la provisión de agua desde el año pasado.

El Municipio se había comprometido a realizar obras, pero la cisterna construida tomaba el agua del río. Y lo que es peor aún, nunca llegó a funcionar.

Dos ediles chepeños pidieron que el ejecutivo de explicaciones sobre los gastos realizados y los responsables de estas obras que fueron inviables desde el punto de vista técnico y práctico.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio