martes, 1 de noviembre de 2011

Vuelve la polémica por los presuntos aviones "rompetormenta"



El presidente de la Sociedad Rural de San Luis, Raúl Foncueva, reclamó al gobernador Alberto Rodríguez Saá que investigue si aviones “rompetormenta” cruzan los cielos puntanos y evitan que caiga lluvia sobre los campos.

Ante el reclamo, realizado durante la apertura de la exposición rural de la provincia, el mandatario invitó a los productores a una reunión mañana para analizar la problemática del sector.

Fuentes que presenciaron el reclamo dijeron que el ex militar Foncueva pidió al gobierno que intervenga para determinar si hay aviones que realizan sobrevuelos en la provincia para “romper tormentas en la zona”.

El gobernador advirtió que esa información había que solicitarla a la Fuerza Aérea, organismo que controla los vuelos que se producen en el territorio.

El reclamo se produjo en el marco de la 64 edición de la Exposición Rural de San Luis, a donde Rodríguez Saá concurrió acompañado de su pareja la modelo y piloto Delfina Frers.

Tras el reclamo de Foncueva, el gobernador y ex candidato a presidente invitó a los productores “a una reunión” para este lunes, para hablar sobre la problemática del sector.

Las denuncias de los vuelos de aviones que presuntamente romperían las tormentas es de vieja data, aunque en la provincia nunca se avanzó en una investigación certera para determinar si son realmente ciertos.

En algún momento se culpó, a través de denuncias en los medios de comunicación, a la provincia de Mendoza que tenía un plan activo de lucha contra el granizo, pero luego esa hipótesis perdió fuerza y se dirigió la sospecha a producciones no tradicionales en el norte provincial que necesitarían de una época sin lluvias para realizar su cosecha.

Las zonas que estarían afectadas, según los testimonios que a menudo recoge la prensa puntana, son las de San Francisco del Monte de Oro, Quines, Candelaria, próximos al límite con La Rioja, desde donde también se suman testimonios sobre avistajes de esas aeronaves.

En 2004 el conflicto por este tema también se había instalado en La Rioja, e incluso hubo movilizaciones para respaldar el reclamo pero especialistas de Mendoza rechazaron las acusaciones por entonces al aclarar que las acciones de los aviones solo buscaban “la disminución del tamaño del granizo” con el lanzamiento de ioduro de plata para convertir el hielo en agua.

 
Subir a Inicio