miércoles, 9 de noviembre de 2011

Julio Martínez pidió informes sobre el juicio ganado por la madre de la presidenta





En un proyecto presentado en el día de la fecha en la Cámara de Diputados de la Nación, el Diputado Nacional Julio Martínez (UCR) solicitó al Poder Ejecutivo Nacional informes referentes a los reclamos judiciales por reajustes jubilatorios contra la ANSES. Mientras el caso de los jubilados del Ex Banco Rioja, tardó entre 12 y 15 años para lograr sentencia firme y llevan 2 sin poder cobrarla, la causa de la madre de la Presidenta demoró poco menos de tres años en resolverse.

Para el legislador radical, “nos preocupa sobremanera la acumulación de más de 470.000 causas en los tribunales previsionales y la demora de la ANSES en pagar las mismas.” “Existe una sensación generalizada de hartazgo por esta situación en todos los ámbitos, incluida la Corte Suprema de Justicia, y en particular por acción dilatoria y la arbitrariedad que exhibe la ANSES para hacer frente al pago de las sentencias”, indicó Martínez.

Para el diputado radical, “lo que es peor, aun cuando un jubilado obtenga una sentencia favorable, como en la casi totalidad de los casos la ANSES no las cumple, tiene que iniciar un otro juicio por ejecución de sentencias. Por ejemplo: en el caso de los jubilados del Ex Banco Rioja, tardaron entre 12 y 15 años para lograr sentencia firme, y ya llevan 2 años sin poder cobrarla”, enfatizó Julio Martínez.

“Sin embargo, una excepción a esta regla parece ser la madre de la Presidenta, quien pertenece al selectísimo grupo de jubilados que logra que la ANSES le reajuste su jubilación en tiempos sustancialmente menores a los del resto de la clase pasiva y sin apelaciones dilatorias de la ANSES”, ironizó el legislador riojano.

“La causa de la madre de la Presidenta demoró poco menos de tres años en resolverse, y, lo que muestra una repudiable muestra de adscripción al nepotismo y absoluto desapego a la igualdad frente a la ley de la que deben gozar todos los ciudadanos, en esta ocasión la ANSES no apeló la decisión, tal como lo hace con la casi totalidad del resto de las causas de nuestros jubilados”, concluyó.

“Más allá que supuestamente el retroactivo fuera cobrado en agosto y donado a un hospital público de La Plata, ello no puede ocultar lo que aún en la oscuridad resulta evidente: que la ANSES actuó con un favoritismo descarado hacia la madre de la Presidenta. Queda claro que, mientras que la mayor parte de nuestros jubilados que demandan a la ANSES ven apagar sus vidas sin poder cobrar sus reclamos judiciales, la madre de la Presidenta sí lo consigue”, concluyó el radical Martínez.

 
Subir a Inicio