viernes, 11 de noviembre de 2011

AVIONES QUE MODIFICAN EL CLIMA


Una historia con antagonismos

Las disputas y posiciones enfrentadas exceden a las fronteras de San Luis. Desde Mendoza y La Rioja surgen dos visiones sobre la utilización de un producto químico conocido como “yoduro de plata” para evitar el granizo, el que se esparce por medio de avionetas directamente sobre las nubes, en cartuchos similares a una bomba de estruendo.

Hace dos años, los productores mendocinos se aventuraron a contratar a la empresa Weather Modification, la que por medio de un compuesto químico a base de yoduro de plata intentó crear “núcleos” en las nubes que permitiesen precipitaciones. De acuerdo a lo información aportada por el matutino Los Andes.

De acuerdo a este medio, la empresa, de capitales norteamericanos, trajo de Estados Unidos 20 cartuchos higroscópicos para producir humedad. Los cartuchos se pusieron detrás de las alas del avión Piper Cheyenne II buscando que las cápsulas se encendieran en el aire cuando la aeronave atraviese las nubes.

El operativo empieza cuando un radar detecta una nube con posibilidad de “siembra artificial”: se inyectan núcleos de humedad para que se incremente el tamaño de la gota y llueva. Lo concreto es que por casualidad o no, en la zona de San Rafael cayeron unas pequeñas gotas.

Pero esta experiencia también trajo controversia en el medio académico mendocino, ya que algunos especialistas afirmaron que se necesitan años para saber si el sistema causó más precipitaciones que las naturales. Además, analizando el contexto, algunos meteorólogos indicaron que la experiencia no fue plausible porque no se contaba con la nubosidad necesaria para estos experimentos.

La contracara se vive en La Rioja, donde el intendente de Chepes elaboró un documento donde opinaba que el yoduro de plata que usan los aviones en la lucha contra el granizo provoca déficit en las lluvias y contaminación de los acuíferos. El texto fue publicado por el diario El Independiente.

El funcionario sostuvo que la siembra de yoduro de plata fue descartada en Europa porque afecta el régimen de lluvias y pidió que se investigara la existencia a los aviones “rompetormentas”. Además, citó las conclusiones de especialistas y estudiosos de América y Europa sobre el impacto ambiental y el poder contaminante de las sustancias utilizadas.

En su informe, asegura que en Cataluña los pobladores protestaron exigiendo a las autoridades exhaustivos estudios sobre el tema, ya que al parecer, el yoduro de plata provoca déficit de lluvias.

Además, en sus escritos, da cuenta de la movilización de los productores españoles que recogieron firmas, buscando apoyo en las cooperativas agrícolas y ganaderas, así como en los municipios, con el objetivo de exigir a la administración pública de su país una explicación a la problemática.

También se menciona un antecedente en Italia a través de productores de Asti y asegura que al norte de ese país están convencidos que los aparatos antigranizo sirven tan sólo para provocar la sequía.


Corroborar la existencia o no de los aviones rompe tormentas, se está transformando en una tarea dura y que llama la atención de las distintas organizaciones relacionadas al campo. En este contexto la Sociedad Rural de San Luis convocó a todos los productores de San Luis en la sede de la institución, Avenida Illía 136, “para tratar temas inherentes a la sequía que sufre nuestra provincia, entre ellos los aviones rompe tormentas”.

El comunicado la institución expresó concretamente: “Queremos tomar acciones concretas y directas para tratar de solucionar el problema, es por ello que solicitamos a los productores que se sientan damnificados por este hecho para que juntos investiguemos y actuemos buscando claridad en este tema, para beneficio de todos los ciudadanos de nuestra provincia”.

En una conversación con El Diario de la República, Guillermo Pagano, presidente Sociedad Rural de San Luis, afirmó que con este encuentro lo que se busca es poner manos a la obra porque “queremos romper definitivamente con el mito o comprobar la existencia de aviones que pueden inferir y evitar la formación de tormentas”.

Aseguró que son muchas las denuncias de productores que afirman la existencia de estas aeronaves y que a los testimonios de los sanluiseños se les suman los de sanjuaninos y riojanos. “Buscamos una reunión en conjunto para delimitar los pasos a seguir”, explicó Pagano.

En San Luis ya se vive una verdadera controversia entre las personas que aseguran que la disolución de formaciones nubosas artificialmente es un hecho, y aquellas que afirman que no hay registros científicos de que se pueda dar este fenómeno.

Los testimonios de aeroplanos que vuelan y que se dirigen a un grupo de nubes —que constituían una posible tormenta— las que poco después se disolvieron, son constantes y se pueden escuchar tanto en una conversación de café como en un programa de radio.

En las localidades que limitan con la ciudad de Mendoza y La Rioja, los productores agropecuarios aseguran que conviven con el vuelo de aviones que desintegran formaciones completas de nubes.

Es aquí donde nuevamente lo que se conoce como “saber popular” choca de lleno contra el “conocimiento científico”, ya que los especialistas sostienen que es imposible “romper” artificialmente una tormenta.

Desde el aeropuerto local se afirmó que desde sus pistas no despegan aviones que tengan como fin adulterar el clima, pero señalaron que el uso de estos aeroplanos para evitar la caída de granizo es muy común en las provincias de Mendoza y La Rioja, en donde los despegues y aterrizajes se hacen en las estaciones aeronáuticas estatales.



Preguntas y controversia

Lo más próximo a un avión que disipe una formación nubosa pueden ser las aeronaves que esparcen un producto químico que evita la formación del granizo.

De todas formas, son muchos los interrogantes sobre lo irracional del uso de este recurso que terminaría por aportar un mayor déficit de precipitaciones ¿Cuál es el fin de esta maniobra, si en síntesis los campos necesitan más agua y si no es el granizo el que acaba con lo plantado, será la sequía la que termine con la producción?

Las preguntas no tienen respuestas y parecen difíciles de contestar. ¿Quiénes financiarían estos vuelos?, y ¿realmente perjudican a los productores puntanos?.

En San Luis, hay dos visiones opuestas: por un lado la voz de algunos vecinos que señalan que los aviones terminan por desarmar las tormentas y que esto es fácil de comprobar. Por otro, una visión antagónica aportada por muchos especialistas y productores, quienes señalan que una avioneta no puede destruir una formación nubosa.



¿Qué dice la ONU?

El especialista en meteorología, Osvaldo Canziani, quien cuenta con más de 40 años de experiencia trabajando en áreas meteorológicas de la ONU y miembro del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU con el que en 2007 fue galardonado con el premio Nobel de La Paz, explicó que los estudios realizados sobre la modificación artificial del tiempo no dieron resultados positivos.

“Ya desde mediados del 50 la ONU determinó que no es recomendable este tipo de prácticas, no es positivamente beneficioso. El costo-beneficio da negativo. La sequía es la respuesta del cambio climático. En Mendoza se empezó a usar con ayuda de los soviéticos, cambiaban cohetes meteorológicos por vino, esos cohetes se lanzaban a las tormentas con las bombas antigranizo” explicó Canziani y continuó, “en España también hicimos estudios y nunca se obtuvieron resultados positivos, en Perú también y reconocieron que no era bueno utilizar esas bombas, pero el negocio es el negocio, y lo van a seguir usando para proteger las plantaciones”.

Según explicó el especialista, las gotas de agua en el interior de las nubes se mantienen en estado liquido estando aún a 30 grados bajo cero, cuando entran en contacto con otra gota, con polvo o cualquier otro elemento en el aire es cuando se solidifican y caen en forma de granizo, los metales lanzados por las bombas y las presiones generadas por las explosiones crean un núcleo de condensación que logra que la gota caiga pero sin solidificarse.

“No conviene jugar con fuego, el cambio climático genera más humedad en el aire, por lo que cada vez va a haber más granizo. El granizo que cayó sobre Buenos Aires y Rosario en 2007 puede volver a ocurrir. No hay que hacer experimentos con el clima, en los 70 en EE.UU. querían desviar los huracanes del caribe, pero México se quejó por sus zonas áridas: la única agua que llegaba era la de los huracanes. Acá sucede algo similar, además hay peligros legales, con las bombas el agua que hago llover se la estoy negando a otra zona” finalizó Canziani.



¿Qué dice la Weather Modification?



La empresa Weather Modification que opera en Mendoza asegura que la acusación “no tiene ningún tipo de lógica”.

Pero desde San Luis aseguran que la lucha aérea antigranizo -que nadie controla- es en gran parte, responsable de la sequía que atraviesa su provincia. Incluso señalaron a sanjuaninos y riojanos como causantes de la falta de lluvias en su territorio.

Para el gerente de la empresa Weather Modification en la Argentina, Manuel Mir, “no tiene sentido la afirmación que hacen desde las provincias centrales como San Luis, San Juan y La Rioja, simplemente porque lo único que producen los aviones es disminución del tamaño del granizo. Además, ninguna tormenta se desplaza de sur a norte”, remarcó Mir.

La empresa adelantó que no va a tomar ninguna medida ni va a realizar ningún estudio sobre la situación que plantean los vecinos en particular, “ya que está todo claro y el funcionamiento de los aviones no produce ninguna otra consecuencia”, dijo Mir.

Esa postura encubre las ganancias del negocio, y las implicancias lógicas que tiene hacer que las nubes descarguen toda su humedad en una zona, dejando sin posibilidad de precipitaciones a otras.

Lo cierto hasta el momento es que la sequía sigue ganándole terreno al agua, que el cambio climático es producto del accionar del hombre y como sostienen los productores riojanos la modificación artificial del clima no es ningún mito.

Ahora resta por ver, si las autoridades políticas de La Rioja están dispuestas o no a impulsar estudios ambientales y a querellar a la provincia de Mendoza, de ser necesario, por su irresponsable manipulación de las lluvias.

Recordemos que el principal detractor de la Promoción Industrial y Agropecuaria en La Rioja, San Luís y San Juan fue el mismo Gobierno de Mendoza. ¿Se animarán?.

 
Subir a Inicio