domingo, 29 de julio de 2012

La Provincia realizará un seguimiento de los glaciares







Desde el Gobierno provincial adelantaron a Nueva Rioja que en el trabajo del relevamiento de glaciares se elaborarán estrategias coordinadas entre diferentes organismos provinciales y que habrá un seguimiento de las formaciones físicas que existan en la provincia.

Según se pudo saber, se buscará que el Instituto Provincial del Agua La Rioja (IPALAR) y la secretaría de Medio Ambiente desarrollen el relevamiento de manera coordinada.

Fuentes oficiales comentaron que el principal trabajo a realizar es poder “realizar un seguimiento” de los glaciares.

Para el Gobierno provincial se tomará como glaciar a “las masas de hielo perenne y estables en el tiempo”, con lo cual se estima que pueden existir formaciones con varios millones de años.

El Gobierno cree que la clave de la pelea que se viene con los sectores ambientalistas son los glaciares.

En este sentido, intentarán transmitir que existirá un trabajo coordinado de seguimiento. “No solamente se realizará el relevamiento, sino que habrá un equipo técnico que se encargará del seguimiento”, comentó un alto funcionario provincial en la última semana.

Convenio
Estas acciones son parte del proceso que comenzó cuando se firmó un convenio con el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales.

“Se trata de una política clave del Gobierno provincial y en este tema el gobernador Luis Beder Herrera fue muy claro, queremos cuidar nuestros recursos. En el caso de los glaciares estamos hablando de un recurso clave, porque necesitamos saber cuántos hay y dónde se encuentran”, comentó el secretario de Medio Ambiente de la Provincia, Nito Brizuela.

“Es un recurso hídrico estratégico, porque según lo establece la Constitución nacional estamos hablando de recursos naturales que le pertenecen a las provincias. Necesitamos verificarlos para el futuro, es fundamental conocer el volumen de agua y la calidad del agua que tenemos”, comentó el funcionario provincial.

Importancia
No se trata de un acuerdo menor para el desarrollo minero en la Provincia, porque se interpreta que la ley nacional sancionada y ratificada por la Corte Suprema de Justicia, marca que no se pueden concretar emprendimientos mineros en las zonas en las cuales existen glaciares o periglaciares.

Es por ello que existe una polémica sobre la cantidad de glaciares que existen en el territorio provincial, mientras que para el Gobierno provincial sólo existiría uno, para algunas fundaciones dedicadas al tema ambiental en La Rioja habría más de 400 formaciones con esas características físicas.

Este fue uno de los puntos principales del fallo que el juez de instrucción Daniel Flores brindó la semana pasada y que provocó fuertes reacciones desde el ambientalismo y también en el Gobierno provincial que encabeza Luis Beder Herrera.

La gobernadora Lucía Corpacci volvió a defender el desarrollo minero

La gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, volvió a defender el desarrollo de los proyectos mineros en su Provincia.

“La Provincia tiene muchas posibilidades de crecimiento en muchos aspectos. En el aspecto minero, que se está desarrollando pero hay que desarrollarlo más. En el aspecto productivo, con nuestros viñas, nogales, que son de excelente calidad”, aseguró la primera mandataria.

“Catamarca tiene una extensa geografía montañosa en la que no se puede desarrollar bien la agricultura, por lo que el Gobierno apuesta al desarrollo minero como uno de los ejes de crecimiento, pero no es el único. La minería y los recursos que nos genera nos tienen que servir para invertir en otro tipo de desarrollo. Para ayudar a nuestros productores, para que crezcan pero no sólo un poquito, sino dotarlos de agua para poder regar”, dijo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un ejemplo de cómo esta Mendoza sin la Minería “METALIFERA”
¿Cómo está hoy Mendoza?
Unas cifras a tener en cuenta: se sostiene que no hay más de 8 mil personas trabajando en todo el país en actividades de la minería metalífera. Mientras tanto, desde la Secretaría de Minería de la Nación se insiste en que "este año se crearán 300 mil empleos" desde la actividad. Se estima que "Es mentira. Es imposible", ¿Por qué?:
- Según el Indec, en el tercer trimestre del 2011 la minería metalífera generaba 8.035 empleos directos y 13.785 en otras minas y canteras, totalizando 21.820 asalariados registrados en la actividad.
- En San Juan, en tanto, le da trabajo a 4.167 personas, equivalente al 1,8 por ciento de la población económicamente activa.
Tomando los datos del Indec que maneja a discreción, el mismo gobierno nacional que promueve la minería, resulta que, SIN "MEGAMINERÍA":
Mendoza está mejor.
En Catamarca el 9,6% de la gente no tiene heladera, el 64% no tiene PC, el 15% no tiene celular y el 64,3% no tiene teléfono fijo.
En San Juan, el 6,7% carece de heladera, el 63,2% no posee PC, un 14,4% no tiene celular y el 62,7%, está desconectado de la telefonía fija.
En Mendoza, las cifras son del 5%, 56,6%, 12,1% y 51,6%, respectivamente, solo con la actividad económica que tienen, sin promoción industrial y con la minería en ascuas.

Mendoza está mejor. Al hablar de los HOGARES CON HACINAMIENTO, se puede observar que, además, la minería no ha cambiado la realidad de las provincias mineras, Mendoza está por debajo de la media nacional y ocupa el octavo puesto nacional. San Juan y Catamarca, entre las 10 provincias más afectadas.

Mendoza está mejor. Según el censo de 2010, Mendoza está un pasito más atrás que San Luis en el ítem "POBLACIÓN EN VIVIENDAS DE TIPO DEFICIENTE", pero muy por debajo de la media nacional que es superada ampliamente por San Juan, La Rioja, Catamarca en orden ascendente.

Anónimo dijo...

El desarrollo al estilo minero: fugaz y destructor

En cuanto a los supuestos beneficios producidos por las industrias extractivas en el ámbito socio-económico, las empresas mineras no han sido capaces de generar empleos numerosos y estables. Al contrario, además de ser altamente peligrosos, la mayoría de empleos creados son efímeros, pues acaban cuando las minas cierran, una vez que el mineral se ha agotado o por los “caprichos” del mercado. En Canadá existen decenas de ciudades abandonadas pobladas de jubilados deprimidos o de jóvenes sin perspectivas. A esto se añade la poca presencia de mujeres e indígenas en los puestos de trabajo.

A lo largo de los siglos XIX y XX, la explotación minera ha despojado progresivamente a muchos pueblos indígenas de sus territorios ancestrales sin haber obtenido su previo consentimiento, contribuyendo a la destrucción irreversible de sus lugares y sus culturas. Pese a sus repetitivas declaraciones de buenas intenciones, el gobierno canadiense sigue demostrando tener poco interés en actuar a favor de los pueblos originarios: el Canadá es uno de los tres países (de un total de 146) que no ha firmado la declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. Igualmente se abstuvo de firmar la Convención 169 de la OIT.

 
Subir a Inicio