viernes, 6 de julio de 2012

"Armando Molina estaba en las gradas que insultaban"




Alejandra Oviedo, diputada del departamento Rosario Vera Peñaloza, narró a Radio Fénix el bochornoso accionar de las autoridades municipales en la sesión de Diputados. "Me extrañó que el viceintendente no pusiera un límite a la intolerancia de quienes insultaban con los ánimos exhacerbados. Esta gente fue en apoyo al diputado Vera. Pero estaba confundido Vera" contó Oviedo y definió que "la Patoteada ya no va más en política".


En diálogo con Radio Fénix, la diputada provincial Alejanda Oviedo anticipó que en horas de la noche del jueves legisladores mantendrán una reunión con el vicegobernador Sergio Casas para analizar y evaluar la irrupción violenta de autoridades del Municipio Capital durante la sesión de la Cámara de Diputados.

"Hoy iba a ser una sesión normal y de prontó comenzó a llegar el viceintendente y luego fueron entrando de a uno copando todas las gradas. Parece como que planificaron el ingreso, entrando de a uno, para ocupar todas las gradas. Tras lo cual el diputado Hugo Vera planteó su oposición a un proyecto, porque pensó que se iba a tratar un tema de jurisdicción entre Capital y Sanagasta. Allí comenzaron los insultos. Pero estaba confundido Vera y se le aclaró que no se trataba el tema de la jurisdicción del dique" contó la diputada provincial Alejandra Oviedo.

"Dos diputados se lo explicaron a Vera, porque solo era un tema de arreglo de un camino". El proyecto en cuestión, autoría de los diputados Délfor Brizuela y Rosa Molina, propone rechacer y poner en valor el antigüo camino a Sanagasta, como recurso turístico.

"Esto no tenía ningún punto conflictivo, porque fue tratado en comisiones previamente. Pero Hugo (Vera) se equivocó, este no era un tema de límites. Ese tema está en debate de Comisiones. Esto era solo el tema de un camino que está abandonado y se puede restaurar" precisó Oviedo.

Allí el diputado Amado, "inteligentísimo, aprovechó la situación para hacer su arenga desde la oposición y comenzó a hablar en contra de todos saliéndose del tema puntual. Yo pedí una moción de orden, porque veía que todo se desmadraba. Y cuando se aprueba el proyecto comienzan a insultarnos desde las gradas de una forma muy patoteril".

"Ahí se levanta el diputado Vera y se va de la sesión. Y quedaron todos insultándonos. Fue un momento que habla de mucha inmadurez, porque estamos en democracia, y no se estaba hablando nada que pudiera afectarlos. Evidentemente, el diputado Vera estaba confundido y pensó quizás que Sanagasta estaba invadiendo obras de la Capital. Pero era solo un camino y todo esto llevó a una exhacerbación de los ánimos. A mi me llamó la actitud del viceintendente Armando Molina que estaba allí y no pusó límites. Ellos ( en referencia al Quintelismo) tendrán que comprender que la patoteada ya no va más en política" concluyó Alejandra Oviedo.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio