viernes, 20 de julio de 2012

EL MODELO AUTOCRATICO BEDERISTA AMENAZA LA DEMOCRACIA


DURAN SABAS COMO AL GOBERNADOR HERRERA SON GENDARMES DE OSISKO, DISPUESTOS A SOMETER AL PUEBLO EN PRO DE LAS GANANCIAS DE LA EMPRESA Y DE SUS INTERESES SECTORIALES
EL MODELO AUTOCRATICO BEDERISTA AMENAZA LA DEMOCRACIA




Según el diccionario jurídico “Abeledo-Perrot” la Autocracia es “la forma de organización del poder político del Estado, que se estructura verticalmente, desde arriba hacia abajo, en la cual rige el principio de la soberanía del dominador. El jefe de Estado es quien concentra en sí mismo todo el poder político”






Los errores políticos del gobernador Herrera, pueden ser interpretados como desaciertos propios de una gestión de gobierno, pero cuando los errores forman parte de una concepción del poder, sin ánimo de replantear las acciones institucionales, nos acercamos a un modelo autocrático, es decir, a un esquema personalista y arbitrario que desprecia a la democracia y a la soberanía popular.
Luis XVI en la Francia de mediados del Siglo XVIII, se consideraba a sí mismo, como el único representante del Estado, solía sostener “El Estado soy yo” y concebía al pueblo como sus súbditos; esta referencia histórica nos lleva a reflexionar sobre la torpeza política en la que incurre el gobierno de Herrera, que cada vez se parece a un modelo autocrático y despótico, pues a la resolución judicial del Juez Flores de Chilecito, el polifuncional Duran Sabas (Asesor General de Gobierno, Presidente de EMSE, Miembro del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura) saco a relucir un decreto del Poder Ejecutivo firmado por el Gobernador, en el cual autocráticamente decidió la suspensión de la prospección y exploración de OSISKO, hasta tanto se garantice “la integridad y seguridad de sus empleados y contratistas” e aquí la gravedad de este instrumento, por cuanto el gobierno autocrático de Herrera le preocupa mas la seguridad de OSISKO, antes que la salud y tranquilidad del pueblo de Famatina, esta manera de valorar las acciones de gobierno lo convierten tanto a Duran Sabas como al gobernador Herrera en gendarmes de OSISKO, dispuestos a someter al pueblo en pro de las ganancias de la empresa y de sus intereses sectoriales.

La autocracia bederista que no reconoce limites, en la justicia ni en el poder legislativo; que entiende a los estados municipales como satélites de los caprichos personales, esta encontrando un escollo inquebrantable en las diferentes reacciones populares de Famatina, Chilecito, Capital, Chamical y otros mas que, cansados de las injusticias, de la opresión y la corrupción ven en las manifestaciones populares los primeros signos de una nueva ciudadanía, que al igual que la francesa reaccionaron por la libertad, la igualdad y la fraternidad.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio