sábado, 17 de agosto de 2013

Dilema de campaña: Comprarse una mansión y no poder usarla


POS ELECCIONES






El peronismo sigue con la caza de brujas: ahora surgió la versión, que en los próximos días se transformaría en una denuncia por enriquecimiento ilícito, que alguien integrante del oficialismo se compró una mansión en la zona de La Quebrada por 3.500.000 de pesos, pero no puede habitarla debido que está en plena campaña rumbo a las elecciones legislativas. Por esa casa, han pasado los principales referentes políticos, ya que el anterior dueño sería un ex funcionario.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio