lunes, 3 de septiembre de 2012

Críticas en Chilecito a la re-reelección de Beder Herrera


¡QUE SE VAYAN A LA RE-RE!





El gobernador le pidió a sus "fieles" que canten por su RE-REelección. Entre salivas que se escapaban de sus bocas excitadas, el aliento de centenares de “caripelas” concentradas en una fría noche, dentro de un reducto demasiado pequeño para “todos y todas”, la húmeda transpiración del calor “humano” que emanaban axilas “compañeras”… le hacían plegarias a su dios pagano, para que los lidere hacia un “paraíso” terrenal donde puedan estar mejor que hoy. ¿Mejor?...

La “cantata” riojana

Hace unos días se pudieron ver varias fotos como las de la tapa de Diario Chilecito de este viernes. En esas imágenes -que no sólo hablaban a gritos- también se podía oler la transpiración de los desafinados “cantantes”, que al igual que coro de una escuela “de cuarta”, intentaban esbozar las estrofas del himno de los justicialistas.

Ante tanta adoración pagana, el verdadero Dios los miraba desde arriba y seguro dijo: “no saben lo que hacen”.

En fin… el bederismo justicialista pidió a Don Luis Beder Herrera que presida el Partido de Perón en La Rioja. Detrás de esa línea, se encolumnaron varios políticos con billeteras flacas del interior, que le prometieron aportarle sus votos para que el triunfo sea aplastante. El único problema, es que hasta la fecha no tienen a quién “aplastar” -a excepción de la ciudadanía- ya que hasta ahora no habría competidor.

¿Qué diría Perón sobre su pensado slogan de campaña: "Soberanía política, independencia económica y justicia social” si se lo aplica en nuestra estrujada Rioja?

Son cientos los carroñeros que quieren una porción de la torta. Una torta tan jugosa que no se la puede agarrar con las manos sin usar servilleta -o guantes-.


¿Por qué no se van a la RE RE?

Es triste tener fecha de vencimiento. Es como saber qué día te vas a morir. Y en eso está el bederismo, quienes esta semana –por pedido de su jefe político- salieron a “cantar” por su re-reelección.

Aunque mucho se puede hablar de este tema, hay dos puntos que deben tratarse con la mayor simpleza, para que sean entendidos por todos: los que se interesan y los que no por la política.

Y para eso debemos tener un simple contexto, que nos servirá para comprender lo que se viene.

Cuando se habla de RE RE, se habla de una gestión que fue elegida una vez. Luego una segunda vez y se busca que la misma vaya por tercera vez. Es decir: la expresión RE RE significa 12 años de un mismo gobierno.

Esta conjunción monosílaba se puso de moda estos días, porque en Nación están haciendo lo mismo. Y aunque hablar de RE RE en cualquier gobierno es peyorativo, cuando todos lo hacen deja de ser tan malo. Como dice el refrán: “Mal de muchos, consuelo de tontos”.

Cristina busca –siempre a través de otras bocas- modificar la Constitución Nacional, que le impide un tercer mandato. Es que muchas opciones no le quedan, si no hace una enmienda, tendría que darle lugar a una persona de su mayor confianza, como su hijo Máximo que está muy cuestionado por sus negocios con La Cámpora.

Al igual que la Jefa de Estado, están haciendo varios gobernadores, que ven con tristeza que la fecha de vencimiento se les acerca y ninguno quiere dejar la gran torta de dinero, pero mucho menos, el poder que implica gobernar. Ese poder está fuertemente ligado al peor de los ingredientes que tiene gobernar: la impunidad.

Y en eso está hoy nuestro gobernador. Quiere quedarse 4 años más, aunque su boca no lo diga.

En agosto de 2011 dijo textualmente: “No voy modificar la Constitución, voy a estar estos 4 años y me voy”.

Y aunque en ese momento fue un revuelo, no debemos dejar de interpretar que en esa pensada y cuidada frase de dos promesas (no modifico y me voy) puede haber al menos una gran mentira: que se vaya en diciembre de 2015.


“Las medias verdades, son las peores mentiras”

Intentando ser claros –con muy pocas palabras- la Constitución fue enmendada en 2007, cuando nuestro gobernador llevaba pocos meses de ser elegido por el voto popular. En esa enmienda, él mismo se limitó a ser elegido 3 veces consecutivas, al igual que los intendentes.

El tema es que hoy esa limitación escrita en nuestra Constitución puede ser tomada como inconstitucional, ya que se escribió durante un período de gobierno que no debería contarse, porque las leyes se hacen pensando en adelante, no para atrás.

Es decir: como la Constitución fue reescrita durante el primer período de gobierno de Beder Herrera, ese período no debe contarse como primero en la limitación de 3 gestiones de gobierno. Por lo que al gobernador, nuestra Constitución le debería contar como primera gestión de gobierno –según esa nueva reforma Constitucional- el período de 2011/2015. La "picardía" de hacer una reforma en plena gestión de gobierno, podría significarle unos 4 añitos extras.

Pero, para que eso suceda, algún soldado obediente debería “poner el grito en el cielo” y reclamar la inconstitucionalidad de la aplicación de la reforma para que se habilite mediante la ley, a un nuevo mandato (2015-2019), y así beneficiar a Herrera, sin modificar la Constitución.

Si eso no ocurre, recién entra en escena la peyorativa opción Nº 2: modificar la Constitución (nuevamente) borrando con el codo, lo que ellos mismos escribieron con sus manos. “Eliminar la elección indefinida de gobernadores e intendentes”.

Y ahí entran en escena los obsecuentes de siempre, que juran amor eterno mientras la billetera está hinchada, luego… “si te he visto no me acuerdo”.


Discursos para la tribuna

Esta semana se escucharon varias voces pidiendo por una nueva enmienda en nuestra vapuleada Constitución. Que si fuera por la cantidad de veces que ya se la “manoseó”, deberíamos ser como Suiza.

El Diputado Oscar “Oso” Chamía de Villa Unión dijo a Radio La Red (LR): “El próximo debate es dejar de ponerle trabas a las reelecciones”. Y lo dijo un hombre que toda su vida vivió de las elecciones. Es comprensible que no quiera que se le termine su negocio. “El único que proscribe es el pueblo cuando vota” y agregó: “No hay que minimizar al pueblo. Nadie los va a engañar ni los va a comprar con un bolsón o presionar para que voten”.

Y luego de esas declaraciones, se podrían decir muchas cosas. Pero seguro no se nos ocurre ni el 10% de lo que se le puede ocurrir a nuestros lectores. El Diutado habló poco y pronunció fuertes palabras como: engaño, trabas, proscripción, comprar y presionar. Madre Santa! Decían nuestras abuelas…

A las “sabias” declaraciones del vecino Diputado de Villa Unión, se sumaron las de la rubia chepeña, Diputada Alejandra Oviedo: “No soy partidaria de poner un cepo a la voluntad popular”. También se opuso a la “proscripciones a los mandatos de los dirigentes” y sostuvo que si la ciudadanía “elige que siga la persona que está al frente” de un gobierno “es lo más democrático que existe”.

El exceso de tintura no es bueno. La rubia diputada habló de: cepo, proscripción y democracia. Una de dos: o se dejó influenciar por el fuerte discurso de su “compañero” Chamía, o los dos escucharon las mismas palabras de algún jefe que no se quiere ir.

La cuestión es que las repitieron casi al unísono. Pero lo triste es que usan la palabra Democracia con mucha liviandad, cuando Democracia antes que nada significa Libertad. Pero esa libertad es difícil de aplicar cuando se ejerce un poder absoluto y opresivo, sobre quienes quieren ser libres y elegir.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio