miércoles, 27 de marzo de 2013

El sacerdote Omar Rene Pividori de Chamical dejaría los hábitos esta henamorado



Otro cura enamorado tiene todo el derecho como hombre, cada cual hace de su c u p




Se trata del sacerdote Omar René Pividori, quien no se encuentra en la parroquia desde hace algunos días. El antecedente mas cercano es el de Pocho Brizuela, hoy diputado provincial.
 

El sacerdote Omar René Pividori, habría entablado una relación con una mujer, que sería una asidua colaboradora de la parroquia “El Salvador”, lo que llevaría a formalizar el alejamiento de la Iglesia. Actualmente, el religioso no se encuentra en el pueblo y estaría en Córdoba, a la espera que sus superiores adopten una decisión.

La parroquia chamicalense quedó a cargo del padre Pedro Bogliesivo, tras la determinación de Pividori. Esta polémica historia tiene como protagonista a este sacerdote franciscano que se venía desempeñando como párroco y que ahora habría abandonado los hábitos para seguir el camino junto a una mujer, habitué de la iglesia.

La comunidad católica chamicalense no sale del asombro, aunque los rumores sobre esta relación corrían como reguero de pólvora desde el año pasado y que se acrecentaron con las actitudes de las personas involucradas.

Lo que más llamó la atención en los últimos días, fue la imprevista desaparición de quien era su pastor, el padre Omar René Pividori, quien el viernes pasado habría partido con destino incierto sin dar pistas y posiblemente acompañado por una laica. Fuentes consultadas indicaron que estaría en Córdoba convaleciente de una operación. Al menos esta fue la explicación que brindó Bogliesivo, durante las celebraciones del Domingo de Ramos.

Sin embargo, el religioso, según insistentes trascendidos, habría partido acompañado de una conocida mujer de Chamical, también con un apellido tradicional de esa ciudad. La relación vendría de tiempo atrás y cuando aparecieron los primeros comentarios el propio sacerdote se habría encargado de desmentirlo, aduciendo que se trataba de una laica colaboradora de la parroquia.

En cuanto a la mujer sería una señora viuda, de buena posición económica, muy conocida en la ciudad, cuyo nombre y apellido se mantienen en reserva. Si bien a mediados de este mes habían surgidos los comentarios, el sacerdote los negó en forma enfática, pero ahora los hechos confirmarían lo que era vox populi en la parroquia.

La cuestión podría tomar ribetes de un nuevo escándalo en la comunidad chamicalense, teniendo en cuenta un fresco antecedente como el protagonizado por el ex párroco, Délfor “Pocho” Brizuela, que dejó la parroquia al confesar a los cuatro vientos su amor por una mujer.

¿DÓNDE ESTÁ?

Ante la imprevista ausencia de Pividori en la Casa Parroquial ubicada en la calle Castro Barros 230, se consultó al secretario Canciller, padre Gustavo de la Puente y al propio obispo diocesano, monseñor Roberto Rodríguez sobre la situación del frayle.

De la Puente comentó que “sabemos que se fue” con el agregado “no se dónde y tampoco con quién”. Tanto el canciller como el obispo reconocieron que habían escuchado los comentarios sobre la presunta relación afectiva de Pividori y una laica, pero le restaron importancia.

De la Puente dejó trascender que en consideración de los comentarios el ministro provincial de los Hermanos Menores Conventurales, fray Carlos A. Trovarelli “le pidió que se fuera a Buenos Aires”.

Por su parte el obispo comentó que “el provincial me comunicó que vendrá el próximo 7 de abril, oportunidad en que me informará sobre la situación de Pividori” e insistió “desconozco los motivos de su partida, más aún, no sé dónde está”.

Rodríguez recordó que el lunes pasado había visitado la escuela parroquial y “el párroco no estaba allí”.

Ante la imprevista desaparición de Pividori como párroco, el obispo decidió que tomara las riendas de la parroquia el padre Pedro Bogliesivo, quien atenderá todas las cuestiones pastorales de la zona con la colaboración de otro franciscano, padre Leopoldo Bosca.

Asimismo adelantó que hoy mantendrá una reunión con todo el clero riojano y los religiosos “y quizás pueda preguntar por la situación del frayle”.

ANTECEDENTES

El padre Pivirodi, de 62 años, pertenece a la Orden Franciscana de Frailes Menores Conventuales y llegó hace un par de años a la Diócesis de La Rioja.

Se pudo saber que provenía de la ciudad de Olavaria, provincia de Buenos Aires, donde además de las funciones sacerdotales se desempeñó como representante legal del Centro de Estudios “San Antonio de Padua”.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio