lunes, 2 de septiembre de 2013

Destacan las propiedades terapéuticas de la leche de cabra





En su primera edición, el Congreso Argentino de Producción Caprina que finalizó el pasado viernes 30, reunió a especialistas, productores, empresarios, investigadores, estudiantes, técnicos y asesores de todo el País - y de países vecinos como Brasil, Uruguay y Paraguay-.


Durante tres días de charlas, talleres y seminarios la sala “Coty Agost” del Paseo Cultural demostró que la convocatoria desbordó las expectativas. Alrededor de 500 participantes, la mayoría jóvenes, participaron de las ponencias sobre temas vinculados a la calidad, productividad y desarrollo de la actividad caprina.



En ese contexto, investigadores del CONICET y docentes de la facultad de nutrición de la Provincia de Tucumán, participaron del 1° Congreso Nacional Caprino que se realizó en nuestra provincia y que finalizó este viernes.



Martha Núñez, médica bioquímica expuso sobre “Leche - Derivados” desde el punto de vista nutricional de esta materia prima. Resaltó sus propiedades y comentó acerca de los proyectos de investigación que realizan los alumnos avanzados de la carrera de nutrición sobre la elaboración de “una serie de alimentos que nosotros consideramos funcionales” dentro de la gama de los probióticos.



“Primero hay que tener en cuenta sobre todo en este tema de la leche caprina, el valor nutricional porque tiene muchas particularidades que no se encuentran en otras especies”, afirmó. Encontramos en el mercado una tendencia hacia el consumo de los quesos y el dulce de leche de cabra no obstante “impulsamos otros alimentos como las leches fermentadas, postres y yogures”, acotó.



Según explicó la disertante, los avances que se hicieron en este producto “han sido demostrados al aislar una bacteria probiótica e incluirla en los lácteos, porque es el elemento más vulnerable a este tipo de cepa”.



Anticipando una primera conclusión, la investigadora comentó que el potencial benéfico de la leche de cabra “radica fundamentalmente en la parte grasa”. “Tiene una alta concentración de ácidos grasos, que resultan más asimilables al consumirlos y son de mejor tolerancia intestinal”, añadió.



Otro de los beneficios es la capacidad de prevenir la incidencia de ciertas patologías. “Hay patologías que se puedan abordar y desde la facultad hacemos pruebas con niños, adultos y con ancianos, luego de firmar un certificado de ética para trabajos de investigación”.



“Porque en realidad es una materia prima que la consume todo el mundo, pero hay ciertas ideas o rechazos que hay que saber manejarlas pero sobre todo, este producto, requiere un trabajo técnico, tecnológico que pueda ser aceptada en las relaciones organolépticas que se requieren”, dijo Núñez.



Señaló que la leche de cabra en comparación con otros productos lácteos del mercado –siempre en alimentos probióticos- posee mejores efectos terapéuticos, desde el valor nutricional y dentro de los factores de procesos alérgicos. “Es decir, concluyó la panelista, es una buena y sana alternativa que en su fase de investigación requiere de inversión sin embargo consideramos que si es un producto bueno hay que aceptarlo”.



Premio Innovar

La Disertante, Martha Núñez fue distinguida con el Premio Innovar, en su 5º edición por su trabajo Tecnologías para el Desarrollo Social-Yogur Probiótico: un proyecto solidario.



Además, la especialista, integra el equipo profesional de investigadores del CONICET; es docente de la facultad del Norte "Santo Tomás de Aquino" de la provincia de Tucumán; investigadora principal de la UNSTA y colaboradora en diferentes proyectos de tecnología, producción, fisiología y genética de la leche de cabra.



También cumplió misiones de trabajo en el exterior y participó en la selección y evaluación de revistas internacionales y publicaciones literarias.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio