jueves, 27 de octubre de 2011

"Aquí no se terminó nada y hay que seguir trabajando"




El diputado realizó un análisis de los comicios del domingo y sostuvo que seguirá trabajando en el bloque de la Legislatura. Confirmó que presentó la renuncia a la presidencia de la bancada justicialista, aunque sus pares le piden que continúe.
Las elecciones del domingo último que dieron como resultado al electo senador Carlos Menem, dejó la derrota de uno de los miembros del bloque justicialista de la Cámara de Diputados.

Mario Guzmán Soria dialogó con FÉNIX y realizó un balance de los comicios.

El diputado provincial dijo que "ha sido una elección linda, muy peleada, difícil tambien ganó una de la lista y hay que saber acatar la decisión de la voluntad de la gente".

Sobre este punto y ante la derrota sostuvo que por su parte seguirá "justificando el sueldo".

En este mismo marco, deslizó que en cada análisis se prioriza lo cuantitativo, dando a entender que lo cualitativo, es decir la calidad, fue dejada de lado. "Hay que para construir una política a la par de la política nacional" enfatizó.

"No creo que hacer el intercambio de favores políticos por voto dado sea un esquema importante" estableció.

Cuando se lo consultó si existía una actitud de autocrítica para con su persona política, Guzmán Soria reconoció que "hay cosas que están mal".

El diputado se reunió con el Gobernador durante las últimas horas, donde se plantearon temas referetes a los proyecto por concretar en la provincia, según su relato, entendiendo que "hay que mejorar leyes pendientes vinculadas a la minería y seguir construyendo la agenda del bloque".

Por otra parte y respecto al bloque justicialista que preside en Diputados, comentó que a partir de marzo del próximo año se planteará la reformulación de las autoridades.

No obstante indicó: "si los compañeros me dicen que siga, voy a seguir".

"Aquí no se terminó nada y hay que seguir trabajando" expuso y consideró que la derrota del Frente para la Victoria frente al menemismo se dio porque "nos resultó muy difícil motivar a una dirigencia que apoye un proyecto cuando tenía dos opciones para hacerlo, siempre estuvieron entre la espada y la pared, es la tónica que presidió a toda la elección y los resultados son ellos (por Carlos Menem)".

 
Subir a Inicio