jueves, 27 de febrero de 2014

El cirujano Marcos Perera asumirá como ministro de Salud






Reemplazará en los próximos días al ministro de Salud saliente Juan Luna. Es cirujano y riojano, se formó en Córdoba en la especialidad de trauma reconstructivo de cabeza y cuello.


En diálogo con El Show de la Radio de Medios El Independiente apenas trascendió la noticia sobre los cambios en la máxima autoridad de Salud Pública, Marcos Perera manifestó que la propuesta significa “un desafío muy interesante, trabajo en el hospital y sé su funcionamiento, conozco a los médicos que trabajan y ponen día a día su hombro” al nosocomio local.

Al ser consultado sobre su trayectoria, manifestó que es un médico riojano que se formó en Córdoba y desde hace 15 años desembarcó para instalarse definitivamente en La Rioja. Es casado y tiene dos hijas. Se dedica en la especialidad de trauma reconstructivo de cabeza y cuello, esencialmente los pacientes del hospital Vera Barros, no viene del ámbito político. Además se desempeña en Aviat (centro quirúrgico de medicina ambulatoria).

Aseguró que conoce el sistema de salud ya que forma parte del plantel del hospital “llevo muchas noches, tardes y días trabajando junto otros médicos, pasamos más tiempo en ese lugar que en la propia casa”.

EL FLAGELO DE LOS ACCIDENTES

Perera se mostró preocupado por el flagelo actual que representa “la casuística de accidentes que tenemos, es increíble, tenemos costos altísimos, no es solamente en el aspecto económico.

En realidad hay que hablar de tres costos: el primero es en vidas, hay una mortalidad de 100 jóvenes por año (entre 15 y 40 años) que pierden la vida en accidentes de tránsito, el segundo se trata del costo social que deja al paciente con secuelas tan graves que no puede insertarse en el ámbito laboral, sin contar con el costo que atraviesa una familia que pierde un hijo, y por último viene el económico”.

El profesional defendió la atención que se brinda en el hospital Vera Barros, “es muy buena, más allá que en todo hospital hay dificultades, pero en La Rioja como en todo el país, mostramos el tropezón y no los éxitos cotidianos y los esfuerzos que se realizan, siempre vemos el vaso medio vacío, apuesto a que se puede mejorar para bien”.

FALTAN MÉDICOS

Perera sostiene que en el interior hay “conflictos sanitarios serios, no son edilicios sino de recursos humanos, hacen falta médicos o paramédicos en cantidad para instalarse en los centros departamentales, éste será uno de los aspectos que se resolverá en la gestión”.

Explicó que para instalarse en el interior no es solamente por una cuestión económica, sino que “no contamos con el número disponible de médicos para ubicarse en poblaciones con pocos habitantes”, acotó.

Finalmente, en este primer contacto periodístico señaló que asumir en Salud significa “un desafío muy interesante, conozco a los médicos que trabajan, ponen día a día el hombro, muchos no son reconocidos, pero en la guardia nos vemos la cara y sabemos quien trabajan para el hospital”.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio