domingo, 2 de febrero de 2014

Chepes: cada vez más gente abandona el campo por falta de agua






Preocupa el éxodo rural en el departamento Rosario Vera Peñaloza. Mucha familias deciden abandonar el campo a raíz de la sequia que ha provocado efectos devastadores en varios pueblos y parajes. En las Sierras de Las Minas los recursos hídricos han disminuido considerablemente y ya no quedaron vertientes naturales, porque todas se secaron aseguraron los pobladores al diario digital El Cronista.

En los últimos años se produjo una importante emigración, generalmente de jóvenes y adolescentes, quienes llegan a la ciudad de Chepes, en busca de mejores posibilidades de estudio y de fuentes de trabajo. En el campo solo quedan los padres o los abuelos y un mundo rural cada día más despoblado, reducido a un puñado de personas que tratan de vivir sus últimos años, soñando quizás con tiempos mejores.

Las obras hídricas que se hicieron por parte del gobierno de la provincia de La Rioja, parecen ser insuficientes. Varios tanques australianos están sin agua y las perforaciones solo abastecen a determinados parajes.

A esto hay que sumarle las pocas precipitaciones que se registraron durante este periodo. Como consecuencia de esto, los campos ya no tienen pasto y los productores optaron por vender la hacienda antes que mueran de hambre y de sed.

El panorama en muy desalentador debido a la crisis hídrica. Los últimos años fueron muy malos y a los habitantes no les quedan ganas de quedarse en el campo. La vida es cada vez mas sacrificada. Muchos productores ganaderos, diariamente recorren varios kilómetros llevando a sus animales en busca de agua, quienes afirman que “encontrar el vital elemento es cada vez más difícil”.

Emilia Ibáñez en dialogo con este medio dijo que han desaparecido unos 6 pueblito del interior, entre ellos: La Manga, La Envidia, Entre Ríos, El Milagro, Tres Cañadas y La Chilca. Todos estos lugares se encuentran en las Sierras de las Minas y en cercanías a la localidad de San Isidro, al sur del departamento Rosario Vera Peñaloza.




No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio