jueves, 22 de diciembre de 2011

La Rioja es un verdadero infierno








Este miércoles se llegó al registro récord del presente año: la temperatura alcanzó los 45.5 grados a la hora 17. A ello se le sumó la falta de energía eléctrica y agua en gran parte de la provincia.

Cuando los riojanos creíamos que lo peor ya había pasado en la jornada anterior (este martes se llegó a los 42.5 grados y con cortes eléctricos esporádicos), la verdadera “hoguera” se presentó, como no podía ser de otra manera, con la llegada oficial del verano.

Este miércoles, el Servicio Meteorológico Nacional informó que la provincia atravesaba, a la hora 17, con la temperatura más alta de todo el 2011. Por entonces, los termómetros del aeropuerto local indicaban los 45.5 grados. En plena ciudad, entre el cemento, dicho registro superó los 50 grados.

Seguramente, mucho mayor todavía era el calor corporal de los riojanos que por entonces se encontraban sin suministro de agua potable (Aguas Riojanas culpó a EDELaR por los reiterados cortes energéticos, lo que afectó directamente a las respectivas perforaciones) y con cortes rotativos de energía eléctrica que en muchos casos superaron los 30 minutos anunciados por la prestataria del servicio y en otros tantos casos se daba sin la tensión suficiente como para hacer funcionar los aire acondicionados.

La peor parte se la llevaron Los Llanos riojanos (desde Patquía hasta Chepes y Ulapes), donde, desde la hora 15, quedaron sin agua y sin luz. La problemática se extendió por más de cinco horas.

Permiso a la administración pública

Como medida para compensar la alta demanda energética y contrarrestar la posibilidad de que surjan afectados por el golpe de calor, el gobernador Beder Herrera dispuso que se suspenda la concurrencia de los empleados de la Administración Pública Provincial a sus lugares habituales de trabajo, en el turno tarde de este miércoles.

Igualmente se dispuso que todas las reparticiones que tengan a su cargo servicios esenciales para la población, deben disponer de guardias mínimas.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio