sábado, 20 de agosto de 2011

Carlos Menem, preocupado por los "desbandes" de Nair



    Carlos Menem, preocupado por los "desbandes" de Nair
    Lo confesó el propio hijo del ex presidente, quien trascendió nuevamente por estar inmiscuido en un escándalo. "A mi papá no le gusta que me meta en quilombos", dijo.
    El hijo del ex presidente y actual senador, Carlos Menem, abandonó la clínica donde se encontraba, luego de recuperarse del balazo que recibió en su pierna. "Obvio, que a mi papá no le gusta que me meta en quilombos", dijo.

    Carlos Nair MenemCarlos Nair Menem, hijo del ex presidente y actual senador Carlos Menem, dejó esta mañana el sanatorio porteño en el que fue internado tras haberse baleado de manera accidental en su pierna en medio de una discusión de tránsito con un camionero.

    Luego de abandonar la clinica, admitió que su padre se enojó con él porque "las malas noticias no le gustan", al tiempo que reconoció que "siempre" está en "algún quilombo" y aseguró que sólo volverá a utilizar un arma para "práctica de tiro en un polígono".

    El joven, en 2010, sufrió fractura de fémur de pierna derecha y traumatismo de cráneo cuando el automóvil en el que viajaba con una mujer chocó contra un local de comidas rápidas en el barrio porteño de Núñez, en uno de los numerosos accidentes de tránsito que protagonizó.

    En un confuso episodio ocurrido el miercoles por la madrugada, Carlitos habría forcejeado con el chofer de un camión cerca de las 3 de la madrugada, en donde terminó herido por una bala. El hijo del ex presidente confesó en varias oportunidades que siempre salía armado a la calle

    El chofer del camión, dijo: "Yo venía manejando y cerca de una panchería por la calle Honduras, veo un auto mal estacionado. En ese momento, toco bocina y sale una persona del local gastronómico sobresaltado, prepotente, ebrio y empieza a discutir conmigo".

    Allí empezó el forcejeo, cuando el hijo del ex presidente se acerca para intentar golpearlo. El chofer concluye: "Trato de calmarlo y este muchacho sigue insistiendo hasta que entra a mi camión queriendo golpearme. Yo lo retengo. Me amenaza como que me quiere agredir con un arma de fuego hasta que se sube a su auto y saca una pistola, me apunta en el pecho y tratando de reducirlo, me vuelvo a mi camión y en eso él se trepa a la puerta, me apunta a la altura de mis costillas, forcejeamos y me di cuenta que se disparó sobre la pierna derecha y cayó".

    Si bien no se sabe qué tan compleja fue la herida de bala, lo cierto es que en ese momento, el chofer del camión salió a buscar ayuda y cuando regresó, Carlos ya no estaba allí.

     
    Subir a Inicio