martes, 17 de junio de 2014

Descartan la existencia de un volcán en cercanías a Chepes






Tras el temblor de 5 grados en la escala de Richter que se ha suscitado en los últimos días a 20 kilómetros al norte de Chepes, surgieron comentarios de los pobladores sobre la existencia de un volcán en las Sierras de Argañaraz. Ante esas versiones, el diario digital El Cronista, junto al geólogo Juan Orozco, recorrimos la zona indicada por los lugareños, donde solo se encontró un pozo de pequeñas dimensiones y que a simple vista no existe riesgo para la gente, ni probabilidades de un posible volcán, según explicó el profesional.

En la parte conocida como el Pozo de Sánchez, ubicado en el pico más alto sobre las Sierras de Argañaraz a una altura de 1500 metros sobre el nivel del mar, en dirección a la localidad de Agua de Aguirre, según los vecinos “se observaban en aquellos años un enorme hueco sin que nadie lograra medir la profundidad, de donde salía un humo blanco”.

Los eventos de tierra que se han dejado sentir en la zona norte de Chepes, sumado a los comentarios de los pobladores de La laguna, Agua de Aguirre y La Calera, motivaron la investigación por parte del Geólogo, para conocer el origen de los movimientos telúricos de las últimas semanas, que mantienen preocupada a la población.

Los vecinos, aseguran que se trata de un volcán pequeño, con un cráter igualmente pequeño, que se mantiene ahí desde tiempos pasados. “No sabemos de su actividad, pero de que está ahí, ahí está”, insisten los habitantes.

Por su parte, el geólogo Juan Orozco, sostuvo que desde que vive acá en Chepes, siempre escuchó comentarios de la gente sobre todo tipo de movimientos, ruidos y estruendos, tras lo cual manifestó que “estamos evidentemente en una zona sísmica. En cuanto a los contantes temblores de menor intensidad o microsismo, indicó que “se trata de una fractura de la corteza terrestre que surge desde la localidad de La Cumbre, al sur de Chepes y está alineada con las fallas en las Sierras de Argañaraz y se prolonga, inclusive hasta El Famatina y eso hace que en estos lugares tengamos esos movimientos telúricos”. Agregó que “esto repercute más en La Calera, por el hecho de estar sobre sedimento y es más factible que tengan problemas en las estructuras de las viviendas”.

Dijo además que “el IMPRES (Institutito Nacional de Prevención Sísmica) ha instalado unas antenas y equipos en La Laguna, para ver la evolución del sistema, pero sería importante llevar a cabo un monitoreo con mayor frecuencia”.

Aclaró que “son zonas de rocas muy fracturadas, pero que ni siquiera podemos hablar de fumarolas, solo se trata de fallas activas, teniendo en cuenta las últimas lluvias que fueron abundantes, es probable que esa agua que está dentro de la fractura, por algunos procesos de compensación térmica a lo mejor puede llegar a salir algo de vapor, pero no hay nada para alarmar”.

Finalmente dijo que “estamos en una zona sísmicamente activa, donde hay procesos asociados a temperaturas, pero no hay un riesgo de algún volcán. “Lo único recomendable es monitorea un poco más”, reiteró.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio