miércoles, 11 de enero de 2012

Menem, “una de las figuras más añejas de la política argentina”



El portal de noticias SDP.notocias.com, de México, realizó un informe sobre el ex presidente de la Nación Argentina, Carlos Menem. El senador por La Rioja, fue calificado como una figura añeja de la política argentina y con un gran respaldo popular.

El informe, escrito por Cecilia González, señala que el ex presidente argentino Carlos Menem (1989-1999) continuará, contra todos los pronósticos, su larga y legendaria carrera política luego de un inesperado triunfo que le permitirá permanecer en el Senado hasta el 2016.

A sus 81 años, el ex mandatario se consolidó como una de las figuras más añejas de la política argentina y estará presente en los debates nacionales, a diferencia de otros dirigentes que han ido desapareciendo por falta de respaldo popular.

El pasado 23 de octubre, de 2011, en las elecciones generales, Menem ganó la senaduría a la que se había postulado por segunda vez consecutiva en su provincia natal, La Rioja, ubicada a mil 168 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Gracias a un resultado que lo sorprendió hasta a él mismo, el ex presidente mantendrá los fueros legislativos por lo menos durante cinco años más y quedará blindado ante los juicios en los que está envuelto por diversos casos de corrupción durante su gobierno.

Aunque en los últimos años se le vio como un "muerto político", Menem "resucitó" y su voto fue decisivo en el Senado para desempatar decisiones cruciales y, además, fue alejando los fantasmas de una posible detención o condena.

Desde el Senado, Menem continuará una trayectoria que inició a mediados de los años 60 y que le permitió ocupar por primera vez, en 1973, la gubernatura de La Rioja, en donde permaneció hasta el golpe de Estado de 1976.

En 1983, el fin del gobierno militar representó su vuelta a la escena política local, otra vez como gobernador de su provincia, donde fue creciendo en influencia hasta ganar en 1989 la Presidencia de Argentina.

Desde ese momento, Menem se convirtió en el personaje más importante del país, el que dolarizó la economía e hizo creer a los argentinos que ya formaban parte del primer mundo, mientras la pobreza y la desigualdad se expandían en la nación sudamericana.

El poder de Menem quedó probado en 1995, cuando ganó la reelección por abrumadora mayoría y gracias a un pacto político que le permitió una polémica reforma constitucional que eliminó el impedimento de tener dos mandatos seguidos.

Cuando concluyó su segundo mandato, en 1999, Menem hizo un esfuerzo más por permanecer en el cargo, pero los múltiples escándalos de corrupción vividos durante su década de gobierno pesaron y ya no logró respaldo para quedarse en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

Siempre presente, Menem fue un personaje decisivo en las negociaciones que se vivieron en diciembre de 2001, cuando el ex presidente Fernando De la Rúa huyó del gobierno acorralado por multitudinarias protestas sociales que impugnaban su gestión.

En 2003, el ex mandatario volvió al ruedo y ganó la primera vuelta de la elección presidencial con el 24 por ciento de los votos, pero renunció a participar en la segunda vuelta ante la estrepitosa derrota que las encuestas le anticipaban frente a Néstor Kirchner.

Tan sólo cuatro años más tarde, Menem anunció que se postularía por cuarta vez para la Presidencia de Argentina, pero después de meses de una triste campaña, no logró remontar el mayoritario rechazo popular en su contra.

La máxima prueba fue la elección de gobernador de La Rioja, cargo para el que contendió en agosto de 2007 y que perdió de manera estrepitosa al quedar en tercer lugar con un escaso 19 por ciento de los votos, lo que le impidió postularse otra vez a la Presidencia.

En ese momento se dio por terminada su carrera política, pero en silencio fue recuperando el fervor popular de su provincia natal y así este año logró un estratégico cargo que entregará cuando tenga 86 años.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio