martes, 8 de abril de 2014

“El hospital de Chepes está de rodilla esperando el auxilio del gobierno”






Así lo manifestaron en conferencia de prensa, integrantes de la Mesa Multipartidaria del departamento Rosario Vera Peñaloza. La misma está integrada por los dirigentes Segundo Garay de la Unión Cívica Radical, Nicolás Mercado de Proyecto sur y Ramiro Mena del FROP Victoria Romero.

Los dirigentes, mantuvieron un encuentro el día sábado por la noche en el predio del club Estudiantes El Tala. En la oportunidad decidieron efectuar un seguimiento a la grave situación que atraviesa el hospital “Luis Pasteur” de la ciudad de Chepes, a su vez hacer público el apoyo a los vecinos autoconvocados “Por una Salud Digna Ya”.

Asimismo coincidieron en formular un fuerte reproche a los representantes en la Cámara de Diputados de La provincia, y al Ministro de Gobierno (hijo de este pueblo). Expresaron que “falta acompañamiento y de compromiso para buscar la solución a una verdadera emergencia sanitaria, negada desde el Ministerio de Salud”.

Recordaron que hace unos días, el Gobierno Municipal, en presencia del ministro de Gobierno descubrió una placa que reza la conocida frase de nuestro querido mártir, el Obispo Angelelli: “con un oído puesto en el pueblo y el otro en el evangelio”, por lo que es oportuno preguntarse: ¿dónde está el oído puesto en el pueblo de este gobierno?, que hace caso omiso a los reclamos permanentes de la población a los largo de los últimos años.

Agregaron que “el Concejo Deliberante, con el voto de los representantes del oficialismo, rechazó el pedido de las fuerzas vivas de declarar la emergencia sanitaria, solicitada, para arrancarle al Gobernador una urgente solución que impida el diario deterioro de nuestro sistema de salud, pues tanto profesionales como empleados reconocen que hace diez años atendían 15 médicos en el hospital “Luis Pasteur”, y en la guardia ingresaban aproximadamente 40 pacientes por día, hoy ingresan en promedio 80 pacientes por dia y solamente hay 5 médicos que hacen los que pueden”.

Dijeron además que “el hospital no cuenta con un buen aparato de rayos, ni tampoco con un tomógrafo, ni un ecógrafo, entre otras falencias y han transformado al hospital zonal en un centro de derivaciones, pues falta cardiólogo, traumatólogo, terapista, oculista, anestesista, etc”.

Finalmente, señalaron que “la salud pública está en terapia intensiva y el Gobernador, administrador de los recursos de la provincia, hace oídos sordos a la problemática y carece de toda iniciativa en esta materia, y se ha limitado a tomar medidas paliativas el año anterior por una necesidad meramente electoralista”.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio