martes, 4 de noviembre de 2014

Chepes:Soy peronista de Perón






El Sec. De Gobierno Alberto Paredes Urquiza en una entrevista con este medio explicó qué es para él la militancia y sus apetencias políticas. No se dejó nada en el tintero y opinó de Beder Herrera y Quintela, dejó en claro que camiseta lleva puesta, si la Beder o Ricardo.

Alguna de las frases: La militancia es la base que forma a un dirigente del futuro. - Sobre todo para los Peronistas, que es imprescindible y si lo haces desde muy joven, mejor. - Soy peronista de Perón. - El Peronismo es un sentimiento. - No se le paga a nadie para que vaya a un acto. - Si querés convocar a un acto de la noche a la mañana y no hiciste nada, es muy difícil. - Lo mío es absolutamente Ejecutivo. - Es imposible planificar y trabajar si no sabés con que recursos contás. -Quintela es peronista. Nadie puede negar su pertenencia, militancia, origen en el partido. - Ojala pudiéramos entre todos los sectores encontrar un marco de acuerdo que permita al Justicialismo, ir lo más sólido y unificado. Y quizás quienes no lo conozcan a Beder habían pensado que él iba a obviar la Constitución. - Y no creo que él quiera ser diputado provincial por Famatina. - Vamos a trabajar para convertir a la ciudad Capital en una ciudad ágil y segura.

DataRioja. (D.R.): ¿Desde cuándo se involucró en la militancia partidaria?

Alberto Paredes Urquiza (A.P.U.): Me afilié al Partido Justicialista en el año 1986, estaba estudiando en Córdoba y cuando venía a La Rioja me interesaba ir al Partido y tenía una relación con algunos referentes del Justicialismo, no eran referentes, ni funcionarios, no eran políticos gravitantes en ese momento. Luego, en el año 1990 me recibí y regresé a La Rioja y volví a involucrarme en el Partido y a fin de ese año comencé a militar activamente.

D.R.: ¿Quién era el presidente del Partido en ese momento?

A.P.U.: Era el gobernador Bernabé Arnaudo.

D.R.: ¿Se puede ser un buen funcionario y un servidor público desde la militancia?

A.P.U.: La militancia es la base que forma a un dirigente del futuro. Sin militancia es muy difícil tomar las experiencias que necesariamente debe haber tomado quien va a ser dirigente. Porque sino el militante termina alejado de la realidad. Ir, ver, sentir el dolor de la gente, el sufrimiento, la necesidad para procurar hacer algo al respecto. Sin embargo, si no puedes dar una solución es necesario vivir esto te va a permitir en el día de mañana aplicarlo en cualquier función de poder que puedas alcanzar, sino, va a ser difícil. Sobre todo para los peronistas, que es imprescindible y si lo haces desde muy joven, mejor.

D.R.: ¿Este actual gobierno provincial tiene dirigentes?

A.P.U.: Sí, claro.

D.R.: ¿Qué se necesita para ser peronista?

A.P.U.: El peronismo es un sentimiento, más adherir a una ideología es ver y sentir a la sociedad, al otro de un modo muy cerca y siendo parte de tu propio entorno, para que lo que le pase al otro te llegue. Es una forma de ver la vida y actuar en consecuencia.

D.R.: ¿Aplicó la doctrina peronista en los cargos que estuvo?

A.P.U.: Es lo que uno intenta, pero hay cargos que son más absorbente por su función específica, por ejemplo, trabajé siete años relacionado a la problemática de la seguridad, un tema tan específico como la salud, uno sin duda procura dar lo mejor pero no te permite desarrollar una militancia social, como si me lo permite el cargo que tengo hoy.

D.R.: ¿A qué clase de peronismo adhiere?

A.P.U.: Soy peronista de Perón. El peronismo originario, es un partido de centro e incluso algunos lo caracterizaron de centro derecha. Pero el propio fundador lo describió como “un amplio mar”.

D.R.: ¿Qué análisis hace del acto del 17 de octubre que se realizó en la Capital?

A.P.U.: Fue una fiesta del peronismo, con una gran convocatoria, un gran respaldo del pueblo peronista a una gestión de gobierno, a un liderazgo político y a una esperanza de futuro mejor, estas dos últimos puntos es muy importante tenerlos en cuenta. El pueblo agradece y renueva su confianza. En este aspecto agradezco el respaldo de nuestro espacio político, fue una muestra contundente la que dimos. A pesar de que algunos medios quieran tergiversar los niveles de convocatoria. Lo importante es que tuvimos el respaldo de la gente y podemos seguir trabajando en el futuro.

D.R.: ¿Cómo se puede cambiar y a que se debe que para convocar gente a un acto se entreguen dádivas?

A.P.U.: Es una apreciación que no tiene un fundamento dado por la realidad. No se le paga a nadie para que vaya a un acto. Se convoca, se moviliza un medio de transporte, se les entrega un sándwich para que coma la gente que llegó del interior. Pero creo que está claro que cuando se concurre a un acto, se lo hace de convicción, de sentimiento, adhesión que es lo que la gente ha manifestado masivamente. Hay un compromiso de la gente con su dirigente que se construyó desde antes. Si querés convocar a un acto de la noche a la mañana y no hiciste nada, es muy difícil. La gente no va por obligación a un acto.

D.R.: ¿En qué poder se encuentra más cómo para trabajar?

A.P.U.: En el Poder Ejecutivo siempre. En el inicio de mi carrera trabaje como abogado independiente y luego trabaje en el Poder Judicial porque fui redactor del Tribunal Superior de Justicia y me decidí definitivamente por la política. Y en la política estuve en cargos Ejecutivos y Legislativos. Lo mío es absolutamente Ejecutivo, a pesar, de ser de una importancia institucional el Legislativo como el cargo que me tocó ocupar en la diputación nacional.

D.R.: ¿Qué cargo buscará ganar usted en las elecciones del 2015?

A.P.U.: Hace años que vengo trabajando sobre un proyecto, con un equipo de gente, con objetivos, con visión claramente dirigidos a la intendencia del departamento Capital. Expresé claramente mi posición política, mi aspiración.

Agradezco la consideración que tuvo el Gobernador Beder Herrera para mi persona, pero creo que debemos ir escalando peldaños dentro de una carrera política, de una trayectoria, demostrar capacidad, y conformar todo aquello que te convierta en una opción seria para nuestra sociedad. Obvio con vista hacia el futuro para demostrar que puedo ser candidato a Gobernador.

D.R.: ¿Si Intendente le gustaría tener la Coparticipación?

A.P.U.: Me gustaría tener la tranquilidad y la seguridad en cuanto a los recursos que llegan a mi ámbito de gobierno cualquiera sea el mecanismo legislativo que se utilice para eso. Lo importante es saber cuáles son los recursos con los cuales va a contar uno.

D.R.: ¿Se puede gobernador si Coparticipación?

A.P.U.: Si, a través de un acuerdo económico financiero propuesto por Ley. Lo importante para cualquier gestión es tener la mayor certeza posible de saber con cuantos recursos va a contar. Es imposible planificar y trabajar si no sabés con que recursos contás. Lo que uno pretende es que el respaldo institucional para esto, se de en el marco de una norma legal, una Ley. Es no estar supeditado a la voluntad política, o el humor político del Gobernante de turno.

D.R.: ¿Qué haría si el Quintelismo lo llama para un acuerdo electoral?

A.P.U.: El Gobernador fue claro al decirnos que debemos procurar que todos los espacios del justicialismo formemos un ámbito de competencia electoral para el año próximo dentro del ámbito del justicialismo. Quintela es peronista. Nadie puede negar su pertenencia, militancia, origen en el partido. Ojala pudiéramos entre todos los sectores encontrar un marco de acuerdo que permita al Justicialismo, ir lo más sólido y unificado. Todos tenemos la obligación de hablar con todos y abarcar todas las posibilidades.

Sinceramente lo veo difícil porque Ricardo Quintela fue hasta poco un opositor de las políticas centrales de nuestro Gobierno, la que nosotros desarrollamos. Pero en el marco de conversaciones y diálogos creo que es posible. Habrá que ver.

D.R.: ¿Es Bederista o Quintelista?

A.P.U.: Soy Peronista. Lo he aclarado siempre.

D.R.: ¿Le sorprendió la decisión del Gobernador de no buscar la reelección?

A.P.U.: El lo vino diciendo desde hace mucho tiempo, ante la incredulidad de la dirigencia política e incluso de sus propios funcionarios que le levantaron la mano y decían que Beder debía seguir por siempre. Y él fue muy claro al comienzo diciendo que iba a respetar la institucionalidad de la Provincia y su constitución que el mismo había propulsado. Él da un ejemplo admirable como una persona que tiene un liderazgo enorme, decir que por sobre todas las cosas esta la Constitución. Y quizás quienes no lo conozcan a Beder habían pensado que él iba a obviar la Constitución. Quienes sí lo conocemos sabíamos que es lo que iba a hacer. Y no creo que él quiera ser diputado provincial por Famatina. Si va a seguir trabajando en mantener su liderazgo político desde una posición que no necesariamente va a ser un cargo y si lo es me gustaría que fuera un cargo nacional que sumaría mucho a la provincia.

Muchas veces pasa que cuando termina la gestión de un líder político como Arnaudo, Menem o Maza tiene que ir al destierro, cuando lo que deberíamos hacer es aprovechar la experiencia que tuvieron como gobernantes para que la sigan volcando en las futuras generaciones. Es parte de la madurez política que debemos tener con sociedad y espero que con Beder la tengamos porque es una persona que tiene mucho para dar todavía.

D.R.: ¿Varios intendentes que terminan sus mandatos quieren presionar al Gobernador para la reelección y sumarse a esa movida, que opina?

A.P.U.: Pero no es con el Gobernador con quien tiene que hablar. ¿Qué va a hacer él? Es la Constitución o en consecuencia hablar con la Legislatura que propicie la reforma de la Constitución.

D.R.: ¿Qué cosas negativas y positivas observa en la gestión de Beder Herrera?

A.P.U.: Positivas hay muchas cosas, fundamentalmente propiciar un cambio de estructura para la provincia que pasó de ser administrativista a pasar a ser generadora de recursos, de riquezas que es el único camino para albergar el futuro de los riojanos. Y sentar las bases de ese desarrollo con la infraestructura necesaria para ello y con las decisiones políticas de inversión pública en empresas generadora de empleo, es lo mejor que pudo haber hecho. Así como la decisión estratégica de invertir en energía como el gas y energía eólica. Porque esos elementos van a abaratar los costos de la producción en la Provincia que es uno de los aspectos que mayor incidencia a la hora de atraer inversión.

Los aspectos negativos y lo conversé con él, es el de no haber puesto mayor énfasis en la capacitación de la dirigencia política y de la sociedad en afrontar un proceso de cambio estructural de la provincia.

La mayoría de la gente, y me incluyo, no estamos capacitados para gerenciar una provincia productiva, en la que si queremos hacerlos debemos conocer que se puede producir en La Rioja. Los políticos si queremos gerenciar esta provincia productiva debemos saber bien para poder gestionar este modelo, porque los políticos estamos formateados para recaudar lo mayor posible y repartir de la mejor manera, pero no es suficiente.

Los medios son también parte de esta mejora ya que deberían dejar las peleas de los políticos de lado para saber que expectativas tenemos para el melón o el mejor precio de la jojoba para este año. Todos estamos en otra cosa y eso es una debilidad que puede llegar a tener esta gestión.

D.R.: ¿Qué opina de la gestión de Quintela en el Municipio de la Capital?

A.P.U.: Creo que a Quintela le tocó una transición muy grande, quizás la mayor en todos los años de existencia y pasar de ser un pueblo grande a una ciudad importante. Y en esa transición le tocó gestionar muchos cambios de los cuales, algunos lo realizó con éxito y otros no. Su principal déficit fue no amalgamar políticamente una relación con el gobierno provincial que le permita dar respuesta a la cada vez mayor demanda de servicio del municipio. Entre los acierto el pudo diversificar un esquema de trabajo que le permitió estar atendiendo mucha mayor demanda, pero no del modo que la ciudadanía lo exige. El transporte en alguna medida al final de su gestión pudo regularizarse. También logró emprolijar administrativamente al Municipio, pero dándose cuenta que no son suficientes los recursos por falta de gestión política. El servicio de recolección de basura, de asfaltado, de iluminación no pudo cumplir.

D.R.: ¿Cómo son los ejes de su programa para la intendencia?

A.P.U.: Primero descentralizar los servicios municipales que permita atender la demanda creciente y diferenciada que tiene la ciudad. Una ciudad moderna exige una gestión de servicio diferenciada en conformidad las diferentes zonas que tiene la ciudad. Por otro lado, una gestión ambiental mucho más profunda que tienda a asegurar los recursos naturales, por ejemplo, el turismo en Capital donde existen zonas que debemos explotar como El Cantadero, Las Higuerillas, con una cantidad de agua enorme. Otro eje de gestión será la Producción de la zona rural de la Capital donde existe un cordón de granjas, huertas. Zonas como Talamuyuna, El Tala tienen una climatología ambiental y disponibilidad de agua para desarrollar un cordón verde que alimente a la ciudad y que genere puesto de trabajo.

En la ciudad, la descentralización de los servicios. La modernización del transporte son temas fundamentales que abordar. Y la reutilización de los espacios públicos, que deben refuncionalizarse para brindar un servicio a la comunidad. Simplemente para caminar, hacer ejercicios físicos o simplemente como pulmón en el tema climatológico. Vamos a trabajar para convertir a la ciudad Capital en una ciudad ágil y segura.

D.R.: ¿Se adelantan las elecciones?

A.P.U.: El Gobernador dio a entender que sí.

D.R.: ¿Qué sistema le gustaría que se implemente para las elecciones?

A.P.U.: Cualquier sistema electoral que exprese la voluntad de la gente es perfectamente es adaptable a la voluntad política de la provincia. Deben tenerse en cuenta que hay diferente expresiones dentro del partido mayoritario que es el Justicialismo. Pero será la Cámara de Diputado elegir cual será el mejor sistema, aunque más allá del sistema electoral será mejor tener una buena propuesta y un buen proyecto.



Pin Pon:

Beder Herrera
: un gran líder con una gran visión de provincia.

Ricardo Quintela: un líder político de una enorme trayectoría.

Nestor Bosetti: ministro de infraestructura.

Claudio Saúl: un político sensible con trayectoria y capacidad.

Alberto Paredes Urquiza: alguien que quiere hacer las cosas bien.

Sergio Casas: un amigo, con gran trayectoria, una persona de bien.

Ismael Bordagaray: no lo conozco, simplemente de vista.

Julio Martínez: un político de oposición que simplemente opina.


No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio