viernes, 15 de agosto de 2014

GUZMÁN SORIA LOGRÓ $50 MILLONES PARA REACTIVAR LA ACTIVIDAD GANADERA






La Secretaria de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carla Campos Bilbao mantuvo un encuentro con el Diputado Provincial riojano Mario Guzmán Soria, y representantes de los ganaderos locales, en el que se analizó la situación del sector y se trabajó sobre distintas acciones que favorecerán la situación de los pequeños productores.

El programa incluye inversiones de infraestructura para la captación y transporte de agua, infraestructura de emprendimientos, repoblamiento de campos y suplementación alimentaria. En su conjunto, el proyecto demandaría una inversión superior a los 50 millones de pesos.

Campos Bilbao indicó la importancia de trabajar sobre “la construcción de acueductos para conducir más eficazmente hacia las zonas productivas el agua que se obtiene de las precipitaciones”.

También se avanzó en la posibilidad de generar financiamiento para repoblar los campos con cabezas de ganado y recuperar la producción. El mismo se traduce en una línea crediticia bancaria a tasa subsidiada para los ganaderos medianos, mientras que los más pequeños se beneficiarían con créditos blandos a través de un Fondo Rotatorio Provincial.

Además, se analizó la conformación de otro Fondo Rotatorio a través de la Sociedad Rural del Sur Riojano para atender las necesidades de inversión de los pequeños y medianos ganaderos, en cuanto a infraestructura de alambres y aguadas.

Guzmán Soria comentó que “luego de varios años de sequía en los Llanos orientales ha disminuido de manera muy importante la población de vacunos en la zona” y remarcó que “si bien este año han caído precipitaciones más que suficientes, es necesario trabajar en un plan de cambio más estructural para el sector, ya que, de no hacerlo, se volverían a repetir las crisis climáticas recurrentes”.

Asimismo, Campos Bilbao explicó que la inversión en vacas se acompañará de una estrategia de suplementación alimentaria, para abastecer a los animales de forraje y granos cuando el clima no sea propicio. “Así se permitirá sostener el stock en años de dificultades climáticas y, en los años buenos, aumentar los kilos por carcasa de ternero a invernada”.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio