jueves, 8 de octubre de 2015

Chepes: Balance sobre un modelo




La Rioja, al igual que muchas provincias con gobiernos feudales, se prepara para elegir Presidente y Legisladores Nacionales. En ese marco, es oportuno efectuar una mirada sobre la calidad institucional de nuestra Provincia de La Rioja.

La Rioja, al igual que muchas provincias con gobiernos feudales, se prepara para elegir Presidente y Legisladores Nacionales. En ese marco, es oportuno efectuar una mirada sobre la calidad institucional de nuestra Provincia, y si ha mejorado o no la calidad de vida de sus habitantes, teniendo presente que el Preámbulo de nuestra constitución expresa, entre otros enunciados: “creemos en la primacía de la persona humana y que todos los hombres son iguales en dignidad, tienen derechos de validez universal anteriores a ésta Constitución y superiores al estado… resueltos a consolidar un estado democrático, basadas en la participación popular…”. A la luz de tal enunciado formulado en el año 1986, a poco tiempo de haber recuperado la vida democrática, me animo a señalar sin temor a equivocarme, que en nuestra provincia esta en crisis: a) El Sistema de Salud, ya que los hospitales del interior, por obra y gracia de éste gobierno, fueron convertidos en centros primarios de salud y en la capital los dos hospitales regionales, con conflictos con sus médicos por razones salariales; b) la Administración Pública Provincial y Municipal, de muy baja calidad, en razón de los bajos salarios de los empleados públicos y municipales; c) La Función Judicial, reducida a una repartición más de la Administración Pública, sin un presupuesto acorde a sus necesidades, y los más bajos salarios de los Magistrados, Funcionarios y

Empleados; d) el gasto publico no esta controlado, por la ineficiente gestión del Tribunal de Cuentas de la Provincia y la falta de acceso a la información pública, nadie sabe en que se destinan los recursos del estado; e) la Cámara de Diputados sin debate, y hoy sus diputados a tiro de investigación por cualquier opinión; f) un Ejecutivo Provincial que hecha mano a los Decretos de Necesidad y Urgencia como herramienta para avanzar sobre las garantías constitucionales de los ciudadanos, y de ésta forma marcar la agenda de un Poder Ejecutivo concentrador de poder; g) Estados Municipales reducidos a meros reductos electorales, dependientes de la Caja del Estado Provincial, sin una Ley de Coparticipación; h) la inseguridad y la drogadicción no están ausentes en la provincia, y no forma parte de la agenda del poder político; i) de la baja calidad educativa nadie habla, pero el Ministro prioriza la cantidad de días de clase por sobre los contenidos. Todo esto con un sistema electoral tramposo, con colectoras y el aparato estatal puesto al servicio de los candidatos del oficialismo. Este sombrío panorama es presentado por el Frente para La Victoria, como el paraíso del Bederismo, donde también la oposición tenemos responsabilidad, por que no somos capaces de encontrar el verdadero rumbo y caemos en la trampa oficialista, y no conformamos una agenda que priorice los intereses de la Provincia y no los intereses de los dirigentes. De nosotros depende nuestro futuro, y solo digo mi visión parcial, pero estos temas deben

formar parte de la agenda de los riojanos, pues muy lejos estamos del camino que nos fijaran los constituyentes en el año 1986.

Dr. Nicolas Mercado, ex diputado provincial.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio